Cómo afrontar el desafío de refrigerar centros de datos de alta densidad

Cómo afrontar el desafío de refrigerar centros de datos de alta densidad

En la industria, el consumo promedio de potencia por rack es de menos de 2 kW, pero en los últimos años estamos asistiendo a cambios hasta hace poco impensables. El crecimiento exponencial de los datos, con la aparición de tecnologías como IA, IoT o Big Data, nos lleva a un incremento vertiginoso de la densidad de carga, y, por tanto, de la densidad de calor a disipar. Cómo afrontar el desafío de refrigerar centros de datos de alta densidad para hacer frente a este nuevo escenario es algo que tendremos que resolver. No es fácil y exige un replanteamiento de las estrategias de enfriamiento utilizadas hasta ahora.

Cambio de tendencia: cada vez más densidad en bastidores 

Según el último informe State of the Data Center de AFCOM, la densidad en los racks de los centros de datos empresariales ha aumentado y es una tendencia que se mantiene al alza. Si en 2018, la cifra promedio era de  7,2 kW actualmente nos encontramos en los 8,2 kW.

La tendencia es construir instalaciones cada vez más pequeñas y con mayor densidad en racks para aprovechar mejor los recursos, entre ellos, lo destinados a la refrigeración de los centros de datos.

Pero la alta densidad que ha venido de la mano de la cada vez mayor demanda de servicios cloud, la exigencia de conexión cada vez más rápida o tecnologías como el Big Data y la inteligencia artificial, también trae consigo retos:

  • Eficiencia energética. Los centros de datos cada vez están más presionados para reducir su huella de carbono y lograr ser sostenibles. La alta densidad ahorra espacio pero aumenta el consumo de recursos, especialmente, energía eléctrica.
  • Nuevas estrategias de refrigeración. La alta densidad pone a prueba los sistemas de refrigeración convencionales, que se muestran cada vez menos eficientes para disipar las altísimas densidades de calor.

Consumir menos energía, por un lado, y ofrecer un rendimiento superior en los sistemas de enfriamiento son los principales retos.

Refrigeración líquida por inmersión 

Actualmente las únicas tecnologías que pueden hacer frente a densidades de más de 50kW/m2 son las de refrigeración líquida directamente al chip o refrigeración por inmersión

La industria de los centros de datos tendrá que hacer un replanteamiento de sus sistemas de refrigeración. Por un  lado, la densidad de potencia cada vez mayor  aumenta la carga de calor y los métodos convencionales de enfriamiento por aire resultan ser menos eficientes.

Por otro, se exige a esta industria que deje de ser una bestia energética y  adopte soluciones para frenar su impacto en el planeta.

Refrigeracion Alta Densidad en Data Center

 

Como conclusión: Los sistemas de enfriamiento actuales que se utilizan en  los centros de datos en todo el mundo demostrarán ser difíciles de gestionar, caros de ejecutar y no la opción más respetuosa con el medio ambiente y, por tanto, será más difícil la gestión del calor en los centros de datos.

Panel de expertos en immersion cooling

La termodinámica de enfriamiento en un data center es uno de los aspectos que más ha evolucionado en los últimos años con la aparición de la alta densidad y de la densidad variable. Y este será uno de los temas estrella en el próximo congreso DCD España, este año virtual para hacer frente a la pandemia. 

cliAtec, junto con Submer y Green Revolution Cooling debatirá sobre las barreras actuales que hay en la industria para adoptar de forma masiva la refrigeración líquida por inmersión a media que nos movemos a densidades cada vez más altas.

Una oportunidad para reflexionar sobre los nuevos estándares de refrigeración en los centros de datos y repasar los casos ya existentes.

 

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Call Now Button